5 cuentistas que no tuvieron miedo de escribir poesía

Los poemas no siempre tienen que rimar, sabes. 

El oscuro y delicado mundo de la poesía también ha sido explorado por algunos de tus cuentistas y novelistas favoritos. Aquí te dejamos a 5 de esos cuentistas que de seguro tienes en tu librero y que desconocías que se habían lanzado a escribir poesía. Algunos te sorprenderán, otros no, pero siempre es bueno regresar a ellos para sentirse en casa.

El portugués José Saramago tiene una narrativa abismal que nos enfrenta a mundos en los cuales la gente se queda ciega sin razón o donde la muerte renuncia a su trabajo. Él tiene una colección de poemas, aquí te traemos uno de ellos. Se llama Hasta la carne y va así:

Otros dirán en verso otras razones,
Quién sabe si más útiles, más urgentes.
Éste no cambió su naturaleza,
Suspendida entre dos negaciones.
Ahora, inventar arte y manera
De juntar el azar y la certeza,
Se lleve en eso, o no, la vida entera.

Como quien se muerde las uñas cercenadas.

El gran consejero argentino Julio Cortázar, que nos dejó las mejores instrucciones para la vida, también jugó con las palabras e hizo poesía. Este se llama: La lenta máquina del desamor…

La lenta máquina del desamor,
los engranajes del reflujo,
los cuerpos que abandonan las almohadas,
las sábanas, los besos,
y de pie ante el espejo interrogándose
cada uno a sí mismo,
ya no mirándose entre ellos,
ya no desnudos para el otro,
ya no te amo,
mi amor.

Se considera a Cristina Peri Rossi como una de las cuentistas contemporáneas más destacadas de Uruguay, además de ser una ferviente activista política. Su obra literaria empezó en la década de 1950, este poema se llama: Distancia justa.

En el amor, y en el boxeo
todo es cuestión de distancia
Si te acercas demasiado me excito
me asusto
me obnubilo           digo tonterías
me echo a temblar
pero si estás lejos
sufro entristezco
me desvelo
y escribo poemas.

Otro uruguayo, figura importante del cuento latinoamericano, es Horacio Quiroga. Sus relatos enfrentan siempre al ser humano con la naturaleza de manera terrorífica. Su faceta de poeta se la tenía bien escondida, este es uno de los fragmentos que se encontró en unos manuscritos:

Tengo en el fondo de mi cerebro / bajo la cripta de mis amores / una capilla donde celebro / la corta misa de mis dolores / ¡pobre capilla de mis amores!
Lloro en silencio; con ese llanto / en que tus lágrimas están conmigo / como mis penas en ese encanto / vuelvo al pasado en ese llanto / Toda esa dicha que fue contigo!

Y para finalizar, uno que no te sorprenderá ya que para muchos es como un dios: Jorge Luis Borges. Este cuentista por excelencia nos lleva a mundos de enciclopedias inventadas y también nos hace jugar con el tiempo en sus poemas. Este es un fragmento de El sueño.

¿Por qué es tan triste madrugar? La hora
nos despoja de un don inconcebible,
tan íntimo que sólo es traducible
en un sopor que la vigilia dora

de sueños, que bien pueden ser reflejos
truncos de los tesoros de la sombra,
de un orbe intemporal que no se nombra

y que el día deforma en sus espejos.
¿Quién serás esta noche en el oscuro
sueño, del otro lado de su muro?

—o—

Y a ti, ¿te gusta escribir poesía? 

Etiquetas

Acerca: La Última Matrioska

Si estás buscando un nuevo libro para agregar a tu lista de lectura, este blog tiene la información que necesitas. "La Última Matrioska" te trae recomendaciones literarias, información de los ilustradores de tus libros favoritos, además de un espacio para que compartas tus microcuentos.

Es posible que te guste...

Encuesta

¿Qué te gusta leer con frecuencia?

Resultados

Loading ... Loading ...